Reproducción equina

Este fin de semana hemos llevado a cabo el deseo de cubrir a Dalaran, y este tema me ha estado rondando por la cabeza desde el mismo momento en que supe que pronto llegaría la hora de la cubrición; por esto me he estado informando y me parece un tema de interés para tratar en el blog.

En la cubrición de este puente Dalaran se ha portado genial, y el semental (Rubacuori) tampoco se ha quedado atrás. Esperemos que todo salga según lo previsto, y para Abril del año que viene tengamos un nuevo y sano potrillo en la familia.

-Reproducción equina-
Los caballos tienen una vida sexual bastante larga, desde los 2-3 años hasta aproximadamente los 15 en yeguas, y durante toda la vida en los machos, pudiendo estos llegar a realizar 2 copulas al día en los meses entre febrero y julio.
El semental siempre está dispuesto para el apareamiento, en cambio, la yegua solo lo estará en el periodo del celo, que se da cada 21 días (normalmente solo en las estaciones de primavera-verano) durando el mismo unos 7dias, y produciéndose la ovulación 48 horas antes de su finalización. Por lo tanto, a la hora de cubrir a la yegua, se cubrirá desde el primer día de celo, hasta que no acepte más al macho, en intervalos de 48 horas, que coincide con el tiempo máximo de vida de los espermatozoides en la yegua. Los síntomas del celo son: hinchazón vulvar, secreción de moco, aumento de la incidencia de la micción, la yegua separa los miembros posteriores en presencia del semental y lo acepta.
Una vez el caballo comienza la copula, solo se necesitarán unos 15 segundos o 7 movimientos para que la eyaculación se dé. Este coito es tan breve debido al instinto de huida de los caballos, que no le permite distraerse más que el tiempo estrictamente necesario.
-> Aquí un vídeo de la cubrición de Dalaran por Rubacuori. <- video
Una vez la yegua queda en estado, pasarán aproximadamente 11 meses y 11 días (con variaciones de unos 20 días) hasta que nazca el potrillo. Sobre el quinto mes de embarazo, empezará a apreciarse un mayor apetito de la madre, y un aumento de volumen, adquiriendo el abdomen una forma más esférica.
El momento del parto será normalmente durante la noche, cuando la yegua esté más tranquila, y se apreciará debido a todos los cambios sufridos en la misma: un par de días antes ya desprenderá leche en las ubres, y unas horas antes del parto la yegua se pondrá nerviosa y alerta, mostrando síntomas parecidos a los del cólico (sudoración, acostarse y levantarse constantemente, bostezos…).
En casos normales, el potro se presentará mostrando primero las manos, y posteriormente la cabeza, seguida del resto del cuerpo. El parto del potro durara entre 20 y 60 minutos, considerándose una complicación si se prolonga más.
Después del nacimiento, el potro tardará entre 30 y 60 minutos en ponerse en pie, para poder recibir el calostro de las ubres de su madre; si esto no ocurre, debemos ayudarle en la medida de lo posible. Este debe vivir con la yegua durante aproximadamente 6 o 7 meses, tras los que se procederá al destete y cría en solitario.

No hay comentarios:

Volver al inicio Volver arriba